Uno de los platos fuertes del recorrido, en mitad de su zona ‘caliente’. Se trata de un par 4 largo, con un golpe de drive franco, con una zona de caída que está protegida a ambos lados, pero lo suficientemente amplia como para permitir ‘estirarse’. El segundo golpe exige la máxima concentración y uso de estrategia: se domina todo el green (que se encuentra a nivel inferior) y se ve el lago que lo defiende por la izquierda. Habrá que seleccionar si atacar directamente el green o buscar una ruta por la derecha, aprovechando el moldeo de la calle, evitando los bunkers que lo protegen. El green, generoso, cuenta con una suave ondulación y permite la ubicación selectiva de posiciones de bandera, más o menos cercanas al lago.

Translate »
FacebookTwitterLinkedinYoutubeInstagramFormulario Contacto